miércoles, junio 19, 2024

Regístrate Aquí

14 de febrero: ¿por qué es el día del amor y la amistad?

El 14 de febrero no resulta una fecha que pase desapercibida en el calendario. Es el Día de San Valentín, día del amor y de la amistad. Una celebración esperada por millones de personas en todo el mundo para expresar sus sentimientos por alguien especial. Ahora bien, ¿quién fue San Valentín? ¿por qué lleva su nombre tan significativa festividad?

ORIGEN DEL 14 DE FEBRERO

Según cuenta la historia, el año 496, el Papa Gelasio I (410-196) estableció el 14 de febrero como el día de San Valentín y, obviamente, la idea no fue casual. En esas fechas, aproximadamente un mes antes del inicio de la primavera en el hemisferio norte, en la antigua Roma se celebraba un festival llamado Lupercalia, ritual pagano para potenciar la fertilidad,

Era una época en que la gente se juntaba íntimamente, como un ritual religioso. El período también indicaba el inicio de la siembra y pedían la bendición de los dioses para que fuera un año agrícola fértil y de mucha producción.

En una procesión los lupercos llevaban unas tiras o correas hechas con la piel de una cabra recién inmolada y con ellas azotaban manos y espaldas de las mujeres que encontraban para el ritual de la fecundidad. ​ Se consideraba además que esto era un acto de purificación.

El Sumo Pontífice, queriendo enmarcar esta festividad dentro de la moral cristiana con la intención de absorber y resignificar, eligió la fecha y nombró a San Valentín como patrón de los enamorados. La versión de que el 14 de febrero fue el día que murió el santo.

Papa Gelasio I (410-196) estableció el 14 de febrero como el día de San Valentín.

La fiesta fue oficial en la Iglesia Católica hasta que el papa Pablo IV dejó de celebrarla y, finalmente, en el año1965, durante el Concilio Vaticano II dirigido por Pablo VI, se eliminó la fiesta del calendario litúrgico debido a las dudas que existían sobre el origen pagano de su historia. Así, el 14 de febrero pasó a ser una fecha con santo, pero sin celebración.

POR QUÉ SAN VALENTÍN

Hay varias versiones que explican la elección de San Valentín como representante del amor entre las parejas, pero la más consensuada es la siguiente: cuando Marco Aurelio Claudio (214-270) era emperador romano, prohibió que los soldados se casaran ya que entendía que, sin lazos familiares, un guerrero demostraría mayor valentía y audacia ante el enemigo ya que tendría menos miedo de arriesgar su vida pues no dejarían una viuda desamparada.

Marco Aurelio Claudio (214-270) el emperador romano, prohibió que los soldados se casaran. Esa medida suponía que los soldados irían a la guerra sin preocupaciones, pues no tenían mujer que dejar viuda y desamparada.

Un obispo llamado Valentín, defensor del amor, desacatando el decreto imperial siguió celebrando bodas entre los militares hasta que fue descubierto y llevado a la mazmorra de una cárcel romana. El emperador lo condenó a muerte; fue apaleado y finalmente, decapitado el 14 de febrero del año 270.

Allí entabló amistad con el oficial encargado de su custodia quien, como prueba del poder del Dios al que el obispo defendía, pidió que le devolviera la vista a su bella hija llamada Julia, ciega de nacimiento. Luego de varios días de profunda oración, la hermosa niña aparentemente recuperó la visión y, tanto el carcelero como toda su familia, se convirtieron al cristianismo.

San Valentín casaba a escondidas a los soldados romanos por lo cual fue condenado a muerte por el emperador romano Marco Aurelio Claudio.

Después del milagro y, en señal de agradecimiento, fueron frecuentes las visitas de Julia a Valentín, naciendo entre ellos un profundo y sincero amor. Antes de ser lapidado y decapitado, el obispo envió una sentida nota de despedida a la muchacha donde firmaba “De tu Valentín”. De ahí la expresión anglosajona con las que se firman las cartas de amor: “From your Valentine”.    

Luego de la muerte de Valentín, Julia plantó un almendro junto a su tumba ubicada a las afueras de Roma, en la vía Flaminia. Al poco tiempo el árbol dio bellas flores rosas, y de ahí surge el simbolismo de regalar flores para expresar un amor sincero y eterno.

Siglos después Valentín fue elevado a los altares y su tumba, conocida más tarde como Puerta de San Valentín, se convirtió en lugar de peregrinaje desde la Edad Media. Miles de parejas se acercan cada año hasta sus reliquias para renovar sus promesas de amor o para rezar con la esperanza de encontrarlo.

La tumba de San Valentín, se convirtió en lugar de peregrinaje desde la Edad Media.
CELEBRACIÓN HISTÓRICA

Desde el punto de vista popular, el Día San Valentín es una oportunidad de celebrar el amor y el cariño, independientemente de la religión que se profese.

Las celebraciones fueron variando con el paso del tiempo. En la Edad Media prevaleció el amor romántico y las muestras de afecto se expresaban con declaraciones poéticas que hacían referencia al corazón, al amor sincero y al dios romano Cupido.

En los Estados Unidos, las tarjetas del Día de San Valentín se hicieron muy populares en la Guerra de la Independencia, cuando los soldados se habituaron a escribirles notas de amor a sus enamoradas y esposas.

A principios de 1900 las tarjetas fueron producidas en masa para la festividad.

La primera tarjeta del Día de San Valentín data de 1415, cuando el duque de Orléans, preso en la Torre de Londres, le envió una a su esposa. Fue solo a principios de 1900 que las tarjetas fueron producidas en masa para la festividad.

Años más adelante se incluyó la amistad en la celebración y desde la revolución industrial, a mediados del siglo XX, fueron creados numerosos productos relacionados con el día de San Valentín, permitiendo que la fiesta se universalice y llegue a lugares donde no se practica el cristianismo y donde ni siquiera están presentes las costumbres occidentales.

San Valentín está presente hasta en naciones donde por lo general no se practican costumbres occidentales.
ROSAS Y CHOCOLATES

Actualmente, el Día de San Valentín es una fecha clave para regalar rosas y chocolates. En España, por ejemplo, se calcula que ese día los hombres gastan en promedio unos 106 euros mientras que las mujeres 66. El gasto con tarjeta de crédito crece un 77% y el número de transacciones un 91%.

En Estados Unidos se gastan 1,800 millones de dólares en flores cada 14 de febrero.

Pero, definitivamente, Estados Unidos es el país del “amor”. En la nación del norte, más del 90% de los enamorados celebran San Valentín, gastando aproximadamente 1,500 millones de dólares en dulces y 1,800 millones en flores.

En Estados Unidos también se gastan 1,500 millones de dólares en dulces cada 14 de febrero.

Se estila también, obsequiar una mascota, por lo general perritos y gatitos. La factura en animales es de nada menos que 611 millones de dólares.

Los norteamericanos regalan mascotas cada 14 de febrero por la friolera suma de 611 millones de dólares.

Las estrellas de San Valentín en los EE.UU. siguen siendo las joyas, en las cuales se gastan en promedio unos 4,200 millones de dólares. Se calcula que el gasto global relacionado con el festivo día en Estados Unidos es de 20,7 billones de dólares.

Si se trata de regalos de muy alto nivel las joyas se llevan el primer puesto y en Estado Unidos se venden alhajas por nada menos que 4,200 millones de dólares durante San Valentin.

Más allá de los regalos y el dinero que puedan mover los comercios esa fecha, San Valentín sigue siendo un día ideal para valorar el amor y la amistad, que, como bien dice la frase: “No tienen que ser perfectos, solo basta que sean sinceros”.

Otros artículos

Últimos Articulos