jueves, junio 20, 2024

Regístrate Aquí

¡Cuidado! hay un asesino silencioso entre los ecuatorianos

En la foto de arriba, las dos flechas blancas indican una importante estenosis (estrechez) de la arteria cerebral media en un paciente con hipertensión arterial crónica no controlada. Esta condición puede tener muy graves consecuencias. Para una mejor visión, se sugiere acercar la imagen.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), determinó que cada 17 de mayo se celebre el “Día Mundial de la Hipertensión Arterial”. Y es que, la hipertensión arterial (HTA), es uno de los mayores problemas de salud a nivel mundial y representa el principal factor de riesgo de mortalidad y morbilidad cardiovascular. Sin embargo, se puede reducir el riesgo cardiovascular con la detección y tratamiento adecuado de la HTA.

La HTA es conocida como el “asesino silencioso”, ya que no presenta síntomas visibles y constituye uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y primera causa de mortalidad en el mundo. El descontrol de la HTA daña directamente organos vitales, en especial al corazón, riñones, arterias, venas y ojos.

Estructuras vasculares y microvasculares del  riñón: red de capilares intrarrenales que llegan a todos los segmentos renales y que pueden ser seriamente afectados por la hipertensión arterial no controlada.

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, las cuales representan la principal causa de muerte en el Ecuador. Se estima que al menos el 20% de la población mayor de 19 años tiene hipertensión arterial en el país, según encuestas de la Organización Panamericana de la Salud /Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Los estudios en el Ecuador de la OPS/OMS brindan cifras importantes sobre la hipertensión arterial:

  • El 45,2% de los encuestados desconoce su diagnóstico.
  • El 12,6% sabía de su patología, pero no tomaba la medicación
  • El 16,2% toma los fármacos, pero registraba niveles elevados de presión.
  • El 26% mantenía niveles normales de presión arterial.
Maravillosa microfotografía electrónica de un glóbulo rojo asomando a través de una arteria cerebral lesionada y rota por hipertensión arterial severa no controlada.

El importante papel de los profesionales en la farmacia

En este contexto, los profesionales de la farmacia, juegan un papel clave en la detección y seguimiento de la HTA mediante acciones simples como medir la presión sanguínea.

Además, en la farmacia se puede identificar a pacientes con un perfil de riesgo de trastornos cardiovasculares que podrían tener HTA sin detectar. Existen numerosos estudios que demuestran que la intervención en la farmacia mejora el control de los factores de riesgo cardiovascular.

Las personas debieran medir su presión arterial al menos dos veces al año si no es hipertenso. Y dos veces a la semana si resulta hipertenso. En caso de presentar en más de una ocasión niveles altos de presión arterial 140/90 mmHg, debe consultar al médico.

Es vital el papel de los profesionales en la farmacia para detectar la presión arterial de sus clientes.

La siguiente guía podría ser de gran ayuda en el abordaje para medir la HTA en la farmacia.

Condiciones del equipo para medir la HTA

Utilizar de preferencia dispositivos de brazo que estén calibrados durante el último año. No son recomendables los aparatos de dedo o de muñeca. En pacientes con arritmia se deben utilizar dispositivos auscultatorios.

Consideraciones previas a la medida

  • Escoger un ambiente tranquilo y de ser factible confortable.
  • Recordar al paciente que guarde reposo 5 minutos antes de la medida, y no haber: fumado, tomado café, té, alcohol o realizado ejercicio en los 30 minutos previos.
  • No se recomienda realizar la medición después de haber comido.
  • Es preferible realizarla después de que el paciente vació la vejiga.
  • El paciente debe estar correctamente sentado, con la espalda apoyada en el respaldo, el brazo sobre una mesa y los pies en el suelo, sin cruzar.
  • Se deben quitar las prendas que, al enrollarlas en el brazo, puedan comprimir la circulación.
  • Evitar tomar la presión arterial a pacientes que se encuentran agitados, ansiosos o con dolor.
Los tensiometros digitales de brazo (no de muñeca ni de dedo) pueden ser útiles si están bien calibrados.

Desarrollo de la medida

  • No hablar durante el proceso y evitar ruidos que puedan alterar al paciente el cual debe permanecer relajado durante la medición.
  • Se debe colocar el manguito a la altura del corazón (2 cm) por encima del codo, ajustado sin holguras y sin oprimir.
  • En la primera visita del paciente a la farmacia, realizar la medición en ambos brazos y en adelante aquel que indique una presión más alta. Si es igual en ambos, se medirá el brazo no dominante.
  • Se deben realizar, como mínimo, dos medidas con 1-2 minutos de separación; si la diferencia entre ambos es mayor a 5 mmHg en la PAS o en la PAD, realizar dos medidas más y hacer un promedio de todas.
  • En ancianos, se debe realizar una medida de presión arterial después de 1 minuto de bipedestación para medir la hipotensión (ortostática): reducción de la PAS >20 mmHg y/o la PAD >10 mmHg.

Tener en cuenta que, para los pacientes de más de 65 años, los valores óptimos y normales pueden ser algo mayores.

Dado que la presión arterial varia según situaciones diferentes, son necesarias varias visitas para determinar que un paciente sufre hipertensión. Además, existen diversos grados que requieren diferentes actuaciones.

En esta tabla se muestran los criterios de la presión arterial y la hipertensión en pacientes no tratados:

Se sugiere acercar la imagen para una mejor visión.

Medicamentos que aumentan la presión arterial

A la vez, es necesario informar al paciente de que ciertos medicamentos pueden aumentar la presión sanguínea: entre ellos, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Otros medicamentos que los pacientes con hipertensión deben evitar son los corticosteroides orales, los descongestivos orales y nasales así como los contraceptivos orales.

Factores de riesgo

Existe un consenso genérico sobre aquellos factores de riesgo variables en la presión sanguínea:

  • Ingesta excesiva de calorías.
  • Alta ingesta de sal.
  • Alta ingesta de grasas saturadas.
  • Ingesta excesiva de alcohol.
  • Tabaquismo.
  • Actividad física insuficiente.
  • Uso regular de contraceptivos.
  • Estrés psicosocial.

Otros artículos

Últimos Articulos