miércoles, junio 19, 2024

Regístrate Aquí

Diferencias entre el dolor de espalda y el del origen renal

Cabe mencionar que debido a que los riñones se ubican debajo de la caja torácica, puede resultar difícil identificar si el dolor que surge en ese área proviene de la espalda o de los riñones.

Es probable que los síntomas colaboren para determinar cuál es el origen del dolor. La ubicación, tipo y severidad del dolor son algunos de los elementos que serán diferentes dependiendo de si se trata de un problema en los riñones o la espalda.

CÓMO IDENTIFICAR EL DOLOR DE ESPALDA

El dolor de espalda es más común que el dolor renal y usualmente es ocasionado por un problema en los músculos, huesos o nervios en la zona.

El dolor de espalda tiene las siguientes características:

1) Ubicación del dolor

El dolor puede ocurrir en cualquier lugar de la espalda, pero comúnmente se encuentra ubicado en la espalda baja o en uno de los glúteos.

El dolor de espalda es más común que el dolor renal y usualmente es ocasionado por un problema en los músculos, huesos o nervios en la zona.

2) Tipo de dolor

El dolor muscular se siente como un dolor leve a moderado. Sin embargo, si se ha lastimado o irritado un nervio en la columna, el dolor es una sensación de ardor agudo que puede recorrer desde la parte baja de los glúteos hasta la pantorrilla o incluso un pie, sobre todo en casos como los provocados por el nervio ciático.

Así mismo, el dolor muscular puede afectar uno o ambos lados, pero si es por un nervio usualmente solo afecta un lado.

El dolor es una sensación de ardor agudo que puede recorrer desde la parte baja de los glúteos hasta la pantorrilla o incluso un pie, sobre todo en casos como los provocados por el nervio ciático.

3) Irradiación del dolor

El dolor por un nervio afectado se puede propagar a la pantorrilla, sin embargo, el dolor del músculo usualmente permanece sólo en la espalda.

El dolor de origen muscular, usualmente permanece sólo en la espalda y sobre todo en la espalda baja.

4) Severidad del dolor

El dolor de espalda se describe como agudo o crónico según la cantidad de tiempo que se lo mantiene y su origen.

El dolor agudo dura días a semanas, el dolor subagudo de seis semanas a tres meses; y el dolor crónico, más de tres meses.

5) Cosas que lo mejoran o empeoran

El dolor de espalda puede empeorar con el movimiento o si se está de pie o sentado por mucho tiempo. Al levantarse puede empeorar el dolor, pero puede calmar al cambiar de posición y/o caminar.

Al levantarse puede empeorar el dolor de espalda, pero puede calmar al cambiar de posición y/o caminar.

6) Síntomas que lo acompañan

Otros síntomas que se puede experimentar con el dolor de espalda incluyen:

-El punto de dolor se ve hinchado y es sensible al tacto.

-Un espasmo muscular en el área del dolor.

-Entumecimiento y debilidad en una o ambas piernas (si el dolor se debe a un problema nervioso).

Si se determina que el dolor es de espalda y no se puede retener la orina o las evacuaciones intestinales, algo está presionando los nervios espinales y debe ser evaluado inmediatamente.

Esta condición, llamada síndrome de cola de caballo, puede ocasionar daño severo a largo plazo en los nervios espinales si no se trata de inmediato.

El punto de dolor se ve hinchado y es sensible al tacto.

7) Cuándo visitar a un médico

Es posible tratar un dolor de espalda agudo a moderado sin consultar al doctor, pero si no mejora, es más que un dolor leve, o se propaga, debe consultar con su médico.

Es posible tratar un dolor de espalda agudo a moderado sin consultar al doctor, pero si no mejora, consultar con su médico.

CÓMO IDENTIFICAR EL DOLOR RENAL

El dolor renal es frecuentemente ocasionado por una infección en el órgano o un cálculo en los conductos que salen de este. Si el dolor proviene del riñón, tendrá estas características:

1)  Ubicación del dolor

Generalmente se percibe en el flanco o en la región lumbar, a cada lado de la columna entre la parte baja de la caja torácica y las caderas. Algunas veces, el dolor se extiende hasta el abdomen y puede irradiarse hasta la ingle. Usualmente ocurre en un lado del cuerpo, pero puede ocurrir en ambos lados.

Algunas veces, el dolor renal se extiende hasta el abdomen y puede irradiarse hasta la ingle.

2) Tipo de dolor

El dolor renal usualmente es agudo si se trata de un cálculo, mientras que el dolor es sordo, si proviene de una infección. Con frecuencia, será constante.

No empeorará con el movimiento, ni desaparecerá por sí solo sin un tratamiento. Si se está expulsando un cálculo renal, el dolor puede variar a medida que el cálculo se mueve.

El dolor renal usualmente es agudo si se trata de un cálculo, mientras que el dolor es sordo, si proviene de una infección. Con frecuencia, será constante.

3) Irradiación del dolor

Algunas veces, el dolor se propaga al interior del muslo o a la parte inferior del abdomen.

4) Severidad del dolor

El dolor renal es clasificado de acuerdo con su intensidad: como severo o leve. Un cálculo renal usualmente ocasiona dolor severo, mientras que una infección suele provocar un dolor leve.

5) Cosas que lo mejoran o empeoran

En general, nada hace que el dolor mejore hasta que se corrige el problema, cómo expulsar el cálculo. A diferencia del dolor de espalda, este no cambiará con el movimiento.

6) Síntomas que lo acompañan

Una infección o un cálculo renales, también puede generar:

-Fiebre y escalofríos.

-Náuseas y vómitos.

-Orina oscura o turbia.

-Necesidad urgente de orinar.

-Dolor al orinar.

-Una infección reciente en tu vejiga.

-Sangre en tu orina (esto puede suceder con una infección o cálculos renales).

-Cálculos renales pequeños que parecen arena en tu orina.

La orina oscura o turbia puede ser un síntoma de problemas renales.

FACTORES DE RIESGO PARA LA ENFERMEDAD RENAL

-Hipertensión.

-Diabetes.

-Antecedentes familiares de enfermedad renal.

-Obesidad.

-Fumar.

-Tener más de 50 años.

-Ser de etnia de origen afro, hispano, nativo americano o asiático.

Tener uno o más de estos factores de riesgo aumenta la probabilidad de desarrollar una enfermedad renal. Para reducirlo, te recomendamos adoptar un estilo de vida saludable.

CONSEJOS PARA CUIDAR TUS RIÑONES

1. No fumar

Fumar reduce el flujo sanguíneo y puede evitar que llegue suficiente sangre a los riñones. Si estos órganos no reciben suficiente sangre, no pueden funcionar correctamente. Fumar también aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de riñón.

Fumar reduce el flujo sanguíneo y puede evitar que llegue suficiente sangre a los riñones.

2. Practique ejercicio físico

Mantenerse activo y en forma es importante para su salud en general. El ejercicio puede ayudar a reducir la presión arterial, un factor de riesgo importante en los problemas renales.

El ejercicio puede ayudar a reducir la presión arterial, un factor de riesgo importante en los problemas renales.

3. Mantenga un peso saludable

Los riñones tienen que trabajar más en los cuerpos de las personas con sobrepeso para compensar la masa corporal adicional. Se necesita más esfuerzo para filtrar los desechos y administrar las otras funciones del cuerpo cuando hay más masa corporal para regular.

Los riñones tienen que trabajar más en los cuerpos de las personas con sobrepeso.

4. Evitar la sal

Reducir el consumo de sal puede disminuir significativamente muchos de los factores de riesgo de los problemas renales. Evita alimentos procesados y preparados siempre que sea posible ya que contienen altas cantidades de sal y sodio.

Reducir el consumo de sal puede disminuir significativamente muchos de los factores de riesgo de los problemas renales.

5. Controla los niveles de azúcar en la sangre

El nivel alto de azúcar en la sangre puede dañar los vasos sanguíneos de los riñones, provocando que no funcionen bien. Para proteger estos órganos, es importante mantener el azúcar en sangre en un rango saludable.

El nivel alto de azúcar en la sangre puede dañar los vasos sanguíneos de los riñones.

6. Bebe agua

Mantenerse hidratado ayuda a que los riñones funcionen normalmente, eliminando la sal y las toxinas del cuerpo. No se recomienda beber cantidades excesivas de agua al mismo tiempo, es preferible aumentar su consumo ligeramente durante el día

Mantenerse hidratado ayuda a que los riñones funcionen normalmente

7. Conoce su historia familiar

Algunas enfermedades renales se heredan. La diabetes y la presión arterial alta también tienden a tener un componente genético. Hable con los miembros de su familia sobre todas estas afecciones para determinar si tienes un alto riesgo de problemas renales como infecciones y enfermedad renal.

La diabetes y la presión arterial alta también tienden a tener un componente genético.

8. Revisa tus riñones

Existen dos tipos de pruebas que permiten saber si sus riñones están saludables. Un análisis de orina determinará qué tipos de proteínas y albúmina hay en su orina. Diferentes tipos pueden indicar enfermedad renal. Un análisis de sangre descubrirá la cantidad de desechos que hay en su sangre y también determinará si sus riñones están haciendo su trabajo correctamente.

Existen dos tipos de pruebas que permiten saber si sus riñones están saludables, y el examen de orina, es uno de esos exámenes, es sencillo y muy importante.

Otros artículos

Últimos Articulos