miércoles, junio 19, 2024

Regístrate Aquí

Mentes únicas

Hay capacidades cerebrales que hacen del ser humano un caso único y especial en la naturaleza: la inteligencia, la memoria, el poder de concentración. Y dentro de los seres humanos,  hay algunos que,  por diversas causas, tienen potencializadas dichas capacidades convirtiéndolos en seres excepcionales.

Albert Einstein

Una de las mentes más prodigiosas de la historia de la humanidad es, sin duda, Albert Einstein, físico alemán que a los 26 años, siendo un joven desconocido, publicó su teoría de la relatividad que dio como consecuencia la revolucionaria ecuación de E=mc².
Ya en 1915, con solo 36 años, dio a conocer la Teoría de la Relatividad General, reformulando por completo el concepto de gravedad y motivando el estudio científico del origen y la evolución del Universo por una nueva rama de la física llamada cosmología.
En 1921 obtuvo el Premio Nobel de Física por sus aportes sobre el efecto fotoeléctrico y la física teórica, y no por su Teoría de la Relatividad: y es que al científico a quien se encomendó la tarea de evaluarla, no la entendió.

Kim Ung-Yong

Un Coreano que asombra es la del coreano Kim Ung-Yong, considerado actualmente el hombre más inteligente del planeta con un inigualable IQ de 210. Dejó atónitos a sus padres cuando a los 6 meses empezó a hablar, y a los 3 años era capaz de leer japonés, coreano, alemán, inglés y muchos otros idiomas. Sus proezas maravillaban y un año después ya estudiaba en la universidad donde resolvía con suma facilidad complicadas ecuaciones de cálculo. A los 8 años fue contratado por la NASA y obtuvo su doctorado en física a los 16 años de edad. Actualmente vive en Corea alejado del Mundo.

Stephen Wiltshire

Un caso excepcional es el del británico Stephen Wiltshire, cuya memoria fotográfica sumada a su deslumbrante talento artístico han hecho de él toda una celebridad a nivel mundial. Wiltshire es capaz de sobrevolar en helicóptero una ciudad y después dibujarla con total exactitud, sin olvidar el menor detalle. Son asombrosas sus panorámicas y las más conocidas son las de Tokio, Nueva York, Londres, San Francisco, Madrid, París y Roma.
En el año 2006 el príncipe Carlos de Inglaterra lo condecoró como Miembro de la Orden del Imperio Británico en reconocimiento a su labor en favor del arte.

Nelson Dellis

En cambio, es un atleta de la memoria, un hombre normal que luego de mucho entrenamiento fue tres veces consecutivas Campeón de Memoria de Estados Unidos. Es capaz de memorizar 310 dígitos aleatorios en 5 minutos y 193 nombres y caras en tan sólo 15 minutos, así como contando cartas.

Sir Andrew Wiles

Dice el cuento que un astuto personaje llamado Simon Flag le ofreció su alma al diablo a cambio de que éste, en 24 horas, resolviera para él “El Último Teorema de Fermat”, el problema matemático más complejo de la historia que ha sido imposible de resolver por los más destacados científicos durante más de 358 años. Pasan las horas pactadas y el diablo regresa cabizbajo y triste: tampoco pudo solucionarlo.
Pero quién sí pudo resolverlo fue el matemático británico sir Andrew Wiles, quien tardó siete años en hacerlo utilizando complejos procedimientos matemáticos y sofisticadas herramientas de análisis numérico. Una mente más que brillante.

Jill Price

Es una mujer que también asombra al Mundo con una memoria privilegiada y según propia confesión vive, desde que tenía 10 años hasta ahora que tiene 50, “en una constante e imparable sucesión de ayeres” que, lamentablemente, no puede controlar.
Los pasajes de su pasado cobran vida de manera inesperada. Puede estar conversando con alguien y, al mismo tiempo, estar viendo alguna escena de su pasado que la puede hacer reír de alegría  o sumirla en una profunda depresión.

Gari Kasparov

Portentosa es también la inteligencia del ajedrecista ruso Gari Kasparov quien en 1985, a los 22 años, derrotó al experimentado, frío y calculador Anatoly Karpov, convirtiéndose en el campeón del Mundo más joven de la historia y manteniendo su título hasta el año 2000.
En 1999 obtuvo una puntuación de de 2851, nunca antes lograda hasta ese entonces, que sólo pudo ser superada 14 años después por el  GM Magnus Carlsen. Este genio del deporte ciencia ha ganado once veces el Oscar del Ajedrez, récord hasta ahora no superado.

Brad Williams

Ahora conozcamos a Brad Williams. un periodista radiofónico norteamericano que recuerda con el más mínimo detalle los últimos 40 años de su vida, al punto que cualquier pregunta relacionada con su existencia la responde sin titubear. Su apelativo es “El hombre Google”. No olvida nada y su mente es una máquina del tiempo que trae al presente los sucesos del pasado como si acabasen de ocurrir. Una memoria autobiográfica sorprendente.

Otros artículos

Últimos Articulos