miércoles, junio 19, 2024

Regístrate Aquí

Premio Nobel de Química 2022: ¡Extraordinario descubrimiento en fármacos contra el cáncer!

El Premio Nobel de Química 2022 fue otorgado a Carolyn Bertozzi, Morten Meldal y Barry Sharples por su desarrollo de la química click y bioortogonal. Su descubrimiento representa una extraordinaria y muy valiosa contribución que facilitará el desarrollo de nuevos y eficaces medicamentos en el tratamiento del cáncer y otras enfermedades.

Se trata de hacer que los procesos de investigación farmacéutica hasta ahora lentos y difíciles sean mucho más rápidos y fáciles. Las investigaciones de los galardonados han permitido mejorar sustancialmente la orientación de los productos farmacéuticos contra el cáncer.

Ellos han sentado las bases para una nueva forma funcional de química, llamada: “la química del clic”, en la que los componentes básicos moleculares se unen de manera rápida y eficiente. Ello abre una nueva y extraordinaria dimensión ya que ahora podrán realizarse las investigaciones en organismos vivos.

Conferencia de prensa en el salón de sesiones de la Real Academia Sueca de Ciencias anunciando a los ganadores del Nobel de Química 2022 doctores: Carolyn Bertozzi, Morten Meldal y Barry Sharples. (Foto: Mikael Sjöberg/La Real Academia Sueca de Ciencias).
¿Qué es la química click?

Para entenderlo, hay que imaginarse cómo funcionan las piezas de un Lego, algunas tienen protuberancias y otras tienen agujeros. Al presionarlas juntas una contra otra hace “clic” para unirse. El mismo proceso se aplica a la química clic: “Dos elementos químicos se diseñan para combinarse perfectamente entre sí, de modo que cuando entran en contacto en el entorno adecuado, simplemente hacen clic juntos”.

Sin embargo, este mecanismo anteriormente no se podía utilizar e investigar en células vivas –esencial para comprender y estudiar su comportamiento en las enfermedades– porque el proceso de investigación requiere por diversas razones el uso de cobre, el cual, mata las células e impide el estudio de ciertos elementos químicos.

El innovador descubrimiento hizo que la química “clic” funcionara en células vivas. Es decir, su trabajo significa que los científicos podrán ahora hacer química dentro del cuerpo humano para asegurarse que los medicamentos vayan exactamente, y de manera directa, al lugar correcto y se mantengan alejados del lugar equivocado. Es decir, los fármacos irían dirigidos hacia un blanco específico sin afectar otras células del entorno, lo cual resultará extraordinario en el tratamiento de enfermedades como el cáncer.

Para entender la mecánica del clic, hay que imaginarse cómo funcionan las piezas de un Lego, algunas tienen protuberancias y otras tienen agujeros. Al presionarlas juntas una contra otra hace clic para unirse.
¿Cómo la química bioortogonal llevó la química clic a otro nivel?

Este descubrimiento y como suele suceder muy a menudo, han sentado las bases de una nueva forma de la química denominada bioortogonal, la cual consiste, en una metodología que permite evaluar reacciones químicas en organismos vivos con un enorme potencial para el desarrollo de nuevos medicamentos.

Tales reacciones químicas, permiten identificar moléculas que se encuentran en las superficies celulares, llamadas glicanos. Los ganadores del Nobel, demostraron que su hallazgo podía usarse para rastrear dichos glicanos, por ejemplo, en células tumorosas.

Además, encontraron que algunos glicanos, parecen proteger los tumores como si fuesen sus guardianes que impiden la reacción del sistema inmunológico humano. Entonces, bloqueando la protección de los glicanos a los tumores, se podía crear un nuevo fármaco.

Gracias a la publicación del descubrimiento de las nuevas técnicas del clic en revistas científicas y antes de recibir el Nobel 2022, muchos investigadores del mundo han comenzado a seguir esta metodología y a desarrollar medicamentos que apuntan a varios tipos de tumores.

Estos fármacos se están probando actualmente en ensayos clínicos y también se aplicarían en enfermedades inflamatorias, con un potencial que podría impactar de una manera increíble en millones de pacientes en todo el mundo.

Los científicos, utilizaron la reacción de clic para rastrear los glicanos sobre la superficie de células tumorales. En la foto, el núcleo de la célula es de color azul, mientras que de color verde brillan los glicanos que protegen a dichas células tumorales de la acción del sistema inmune del ser humano.

Otros artículos

Últimos Articulos