miércoles, junio 19, 2024

Regístrate Aquí

¿Uñas quebradizas?: ¡Su atención por favor!

Si usted es una diosa, prolija y chic, pero esconde las manos para que no le vean las uñas… o lo que tal vez quede de ellas, encontrará en este artículo valiosos consejos que la ayudarán a que sus uñas dejen de estar amarillentas, abrirse en capas o romperse al más mínimo roce. Recuerde que, sus uñas resultan una importante carta de presentación que habla tácitamente de su cuidado personal. Entonces al  igual que cuida su piel y cabello con diversos productos, es vital incluir las uñas en la rutina de belleza habitual. Así que, tome nota para recuperar el esplendor y brillo de sus uñas.

Nutrir las uñas

Es vital considerar que la forma en que cada una se alimenta repercute en la salud de las uñas. Por ejemplo, la presencia de alguna enfermedad o la falta severa de vitaminas se evidenciará en las uñas de forma muy evidente.

Por ello se sugiere el consumo de alimentos que sean ricos en vitaminas A y B. Por otro lado, si las uñas son frágiles, debiera considerarse incrementar el consumo de: cereales, levadura de cerveza, tomates, pimientos rojos, zanahoria, nueces, almendras, crustáceos y pescados. Asimismo, se recomienda un consumo equilibrado de productos lácteos, que aportan el calcio necesario para lucir unas uñas sanas y fuertes.

La Protección

La humedad constante y las agresiones a las que puede someterse sus uñas diariamente requiere protegerlas. Siempre use guantes para cualquier actividad que pueda atacar sus uñas, entre otras: lavar, jardinería, manipulación de productos abrasivos, etc. Reiteramos, use guantes, debido a que el contacto constante con la humedad y los jabones genera además del deterioro del esmalte, la aparición de hongos.

Hidratación

Sumerja las uñas por unos 5 minutos en aceite de: coco neutro (no el aceite de coco virgen comestible) oliva o almendras. Luego dele suaves masajes. Verá al humectarlas les devolverá la elasticidad que pueden perder a diario con el alcohol, detergentes, etc). 

Las cutículas

Generalmente a las cutículas no se les presta la atención que ameritan. En tal sentido, siempre que se aplique crema hidratante en las manos, extiéndala también por las cutículas, aplicando un pequeño masaje.

Así mismo, antes de hacerse la manicura, es conveniente hidratar las cutículas con algún aceite para ablandarlas y poder moldearlas sin dañar. No es recomendable recortarlas, a no ser que se note la presencia de alguna piel o padrastro. Solo empújelas una vez hidratadas con un bastoncillo de algodón impregnado en aceite y, mediante pequeños movimientos en círculo para retirarlas poco a poco. Así preparará la superficie, para la manicura.

El corte

Es preferible el uso de la lima a la tijera, pero en caso estén demasiado largas puede cortarlas. Utilice siempre una tijera apropiada o cortaúñas siguiendo la forma de la cutícula. El momento más apropiado, es tras tomar un baño ya que las uñas están más reblandecidas.

Limar

De preferencia utilice una lima de cartón a una de metal ya que con estas últimas pueden quedar esquirlas. Sumerja las manos en agua tibia con un poco de jabón durante unos minutos. De esta forma se consigue no agredir demasiado las capas de la uña.

Se debe limar desde un lado hacia el otro siguiendo siempre la misma dirección y con pasadas largas y suaves. Nunca lime con movimientos de ida y vuelta. En los extremos, pase la línea ligeramente en diagonal conectando el movimiento con el resto del filo de la uña. Para eliminar los restos que se hayan desprendido, pase la lima en posición vertical de arriba hacia abajo por el canto de la uña, en movimientos de una sola dirección.

Blanqueo casero

La aplicación de esmaltes de color puede amarillear las uñas. Para prevenirlo utilice siempre una base de esmalte protector antes del esmalte de color.

Además, si sus uñas se han amarilleado, y quiere limpiarlas, de vez en cuando sumérjalas en zumo de limón. También puede utilizar como blanqueantes, masajes con pasta elaborada con zumo de limón, bicarbonato y aceite de oliva.

Quitar el esmalte

Cuando quiera sacar el esmalte elija de preferencia productos suaves y sin acetona, porque estos productos, debilitan la queratina de las uñas y las resecan. Tal vez tome más tiempo retirar el esmalte con ciertos quita esmaltes, pero a la larga ganará en la salud de sus uñas.

Que respiren

De vez en cuando es muy conviene dejarlas respirar, al natural, es decir, sin ningún esmalte. Además, trate de no pintarlas y desmaquillarlas más de una vez por semana, pues ello las maltrata en exceso. Si lo hace, utilice quitaesmalte sin acetona y proteja las uñas de los esmaltes de colores, utilizando bases de calidad que incluyan tratamiento fortalecedor.

Fortalecimiento casero

Hay ingredientes que resultan beneficiosos para las uñas: el ajo, que fortalece y evita los hongos; el aceite de oliva, que las nutre, y el zumo de limón, que blanquea y endurece la superficie.

Esta mascarilla resulta muy fácil de conseguir: mezclar un diente de ajo con aceite de oliva y zumo de limón bien machacado hasta conseguir una pasta. Si lo prefiere, hervir antes el ajo para que se reblandezca y se mezcle mejor con el resto de los ingredientes.

Esta mascarilla puede guardarse en un frasco y aplicarla cuando pueda. Hay que considerar que queda olor a ajo, por lo cual de aplicarse, le sugerimos hacerlo con tiempo antes de salir de su casa.

Uñas únicas: un plan de pocos pasos. Elija el adecuado para usted.   

Antes de pintar sus uñas
  • Va a limar sus uñas, con mucho amor y paciencia, por arriba y por los laterales para suavizarlas y quitarles todo tipo de productos indeseables.
Hora de aplicar su laca favorita
  • Antes de hacerlo pase un hisopo de algodón con vaselina o unas gotitas de aceite de coco neutro, puede ser aquel que se usó para humectar las uñas. Esto crea una capa entre el esmalte y su piel de manera que luego de pintarse las uñas, cualquier error será más fácil de quitar.
Proteja el color de sus uñas
  • Todas aman el momento en el que se aplica el color, sin importar cuál sea su favorito. Recordemos: las quieres saludables y prolijas. Para evitar que las uñas pintadas se astillen, pinta dos capas con base protectora: una en la mitad superior de la uña y la segunda en toda la uña.
¡Stop! Para que no se salte el esmalte de la punta de las uñas
  • La primera capa de esmalte se debe aplicar en la parte media superior de la uña. Espere a que seque y pinte la segunda capa de esmalte, pero esta vez cubra toda la uña. Esta técnica ayudará a que el esmalte en la punta de las uñas dure más tiempo y éstas sean más resistentes.
Raspones o saltaduras de último momento
  • Tener unas uñas cuidadas, bonitas y siempre listas para cualquier ocasión puede ser uno de los sueños más preciados pero puede suceder que a último momento una de sus bellas y perfectas uñas sufra un raspón. Para ello el mercado ofrece distintos tipos de correctores de esmaltes. Uno de ellos son los discos quita esmalte, son practiquísimos, sin acetona, vienen en un envase fácil de usar y así corregir el esmalte sin dañar las uñas.

Dato fácil y barato: Si se arruinó el esmalte en una uña (estando fresco) arréglelo con la punta de la lengua… y listo. Comprobado, ¡no quiera corregir el esmalte con su dedo, lo va a arruinar! La lengua es suave para fijar la pintura sin dejar la huella en su uña.

Método fácil para que sequen más rápido
  • Si cuenta con unos minutos extra, sumerja en agua helada sus uñas después de pintarlas para que sequen más rápido. Llene un recipiente con agua y hielos y después de pintadas las uñas, sumérjalas unos instantes. Además de ayudar a que la laca se seque más rápido, el agua a baja temperatura fijará mejor la pintura.
Uñas humectadas, uñas perfectas.
  • Lleve siempre en su bolsa una crema humectante para manos y uñas. En cualquier farmacia o comercio con productos de perfumería podrá encontrar emulsiones en distintas presentaciones, con o sin perfume, como más le guste. Tenerla siempre en su cartera, en el cajón de su escritorio en la oficina, o en el auto es un secreto de divas.

Expanda su creatividad y su efectividad. 

  • Elija colores que combinen con sus outfits semanales, y así no deberá pintarse las uñas día por medio. Pueden ser dos colores de esmalte, uno brillante y otro pastel, y pinte sus uñas de forma intercalada ¡Queda precioso! fino y delicado.

Cada vez hay más jovencitas, y no tanto, en querer tener uñas brillantes, sanas, largas… cortas…  y sufren por no poder lograrlo ¿han escuchado el: “no me sé ni pintar una uña”? Eso se termina hoy. 

Otros artículos

Últimos Articulos