jueves, junio 20, 2024

Regístrate Aquí

¿Qué conoces de la Viruela del Mono?

¿Cuál es la diferencia entre la viruela del mono y la terrible viruela humana? ¿esta es una nueva pandemia? ¿Es igual la viruela del mono a la humana?

3000 años de la viruela humana 

La viruela humana ha sido una de las pandemias más devastadoras que ha existido. Para tener una idea de su magnitud, entre 1880 a 1980, se llevó la vida de 300 millones de personas. Se conoce su existencia desde hace 3000 años y fue encontrada inclusive en momias egipcias.

Esta terrible enfermedad encontró su cura a través de esas casualidades casi milagrosas, cuando un médico rural, el inglés el Dr. Edward Jenner descubrió en 1796 la vacuna contra la viruela humana inoculando en las personas la pus de ganado vacuno. De allí y en su honor, Luis Pasteur, bautizó el suero contra la rabia como “vacuna”.

Dr. Edward Jenner, descubrió por casualidad en 1796 la vacuna contra la viruela.
Foto histórica. Inoculación de la vacuna contra la viruela en base  a la pus de vaca en el “Hospital de Niños Pobres de Barcelona”, año 1890. Una de las primeras campañas de vacunación con inoculación directa de la vaca al niño.
Gracias a una muy agresiva e histórica vacunación mundial contra la viruela humana –que llegó hasta el último rincón del mundo– este virus desaparición en 1980. La foto es una muestra del despliegue que hubo para vacunar en todo el planeta:  Vacunación en 1970 de  una mujer nómade tuaregs. Su pueblo se extiende por el desierto del Sáhara y seis países africanos: Argelia, Libia, Níger, Malí, Mauritania y Burkina Faso.

El origen del virus del mono

La viruela del mono como variedad del virus de la viruela humana, fue identificada por primera vez por científicos en 1958 cuando hubo dos brotes de una enfermedad “similar a la viruela” en monos de investigación, de ahí el nombre de viruela del mono. Sin embargo, la primera vez que se encontró esta infección fue 1970 y en un niño de 9 años en una región alejada del Congo.

¿Pandemia o endemia?

Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decretado la viruela del mono como Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional. Y es que, el brote de viruela del mono sumaba al 4 de julio del 2022 a 1,000 pacientes confirmados fuera de África (ya que el virus es endémico en África Central y Occidental y se han dado brotes desde 1970) pero 25 días después, es decir el 29 del mismo mes, eran ya 22,485 casos en 79 países. En el Ecuador al 29 de julio eran 3 los pacientes afectados.

El CDC de los EE.UU. brinda información permanentemente sobre el avance de esta enfermedad. Ingresando al siguiente link, al dar clic o colocar el cursor sobre los puntos azules o naranjas, se abrirá una ventana que muestra el número de casos:

https://www.cdc.gov/poxvirus/monkeypox/response/2022/world-map.html

Los puntos naranjas señalan los países que históricamente han reportado viruela del mono. Los puntos azules muestran los países que históricamente no había informado viruela del mono.

La viruela del mono resulta endémica hace aproximadamente 40 años en África occidental y central y aunque anteriormente se registraron casos en otras regiones, fueron relacionados con viajeros procedentes del continente africano. Sin embargo, en esta oportunidad, es la primera vez que se observa un brote extendido de manera importante a otros países fuera de la región africana.

Paciente con viruela del mono de África occidental.

Según la Organización Mundial de la Salud, el virus monkeypox es endémico en 12 países: Benín, Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Gabón, Ghana (identificada solo en animales), Costa de Marfil, Liberia, Nigeria, República del Congo, Sierra Leona y Sudán del Sur.

Ahora bien, en cuatro de ellos –Camerún, República Central Africana, República Democrática del Congo y Nigeria– han tenido brotes recientes (desde finales de 2021 hasta mayo de 2022).

En 12 países de África la viruela del mono es endémica.

¿Qué tan mortal es?

Si bien ambas enfermedades coinciden con el mismo nombre, la viruela humana y la viruela del mono tienen varias diferencias en su morbimortalidad, aquí las señalamos.

Cuando se escucha sobre una enfermedad desconocida suenan todas las alarmas y las preocupaciones. Es así que obviamente la pregunta que surge es, cuánto de letal resulta ser, sobre todo si el nombre coincide con una de las enfermedades más mortales de la historia.

Afortunadamente, la viruela del mono es mucho más leve que su desbastadora prima, la viruela humana, la cual se presentaba en dos formas: variola mayor y variola menor. La mayor podía llegar a un 30% de mortalidad, mientras la menor, era más leve y en escasas ocasiones causaba la muerte.

A la izquierda microcopia electrónica del virus de viruela humana y a la derecha el virus de viruela del mono. Dos patógenos con el mismo primer nombre y diferentes características.

Sucede de forma parecida con la viruela del mono, pero con porcentajes menores de mortalidad. Existen dos tipos: la de África occidental y la de África central. La occidental es la más leve, cuya mortalidad resulta entre el 1% a 10% y, parece ser la que está brotando en Europa. Por su lado, la variante de África central es más peligrosa y puede provocar la muerte del 20% de los infectados.

En España, uno de los primeros países donde apareció la viruela del mono, se hicieron inmediatamente estudios en el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. Allí encontraron que los niveles más altos de letalidad se concentran en poblaciones determinadas en zonas rurales extremadamente pobres de África y por lo general en niños cuyo sistema inmunitario está menos desarrollado.

En el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, España. encontraron que los niveles más altos de letalidad del virus del mono, se concentran en zonas rurales extremadamente pobres de África.

Transmisión

A diferencia del coronavirus cuyo patógeno es muy contagioso, la viruela del mono tiene un nivel de transmisión muy inferior al Covid-19, e inclusive, es menos transmisible que la viruela humana.

Este virus se transmite muy bien entre animales, pero una vez salta del animal al humano, no tiene una alta capacidad de transmitirse. Sin embargo, con el actual brote la OMS aún no cuenta con suficiente información sobre posibles vías de transmisión entre humanos.

Lo conocido es que se transmite principalmente a través de contactos estrechos e intercambios de fluidos corporales. Muchos de los casos en Europa parecen estar vinculados a la transmisión sexual. Pero se están estudiando todas las posibles vías, como la transmisión indirecta a través de objetos contaminados e incluso aerosoles.

Se considera que es capaz de infectar ardillas, ratas, ratones, conejos y monos. Se puede transmitir también de la siguiente manera:

🦠 Mordida o arañazo de un animal infectado.
🦠 Objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.
🦠 A través de heridas de la piel.
🦠 La saliva o excreciones respiratorias.
🦠 A través de heces.
🦠 Relaciones sexuales
🦠 Contacto con animales vivos y muertos a través de la caza.
🦠Consumo de carne de caza o animales silvestres.

En el África un de las maneras comunes de transmitir la enfermedad a humanos es a través del consumo de carne de caza o animales silvestres infectados (Foto cortesía revista Newsweek).

Se conoce que la viruela humana, la que se erradicó en 1980, se transmitía de forma similar pero con mucha más facilidad entre humanos. Los investigadores señalan, que en el futuro, la viruela del mono podría hacerse más eficiente en su forma de transmitirse.

Por ahora, esta viruela es bastante estable y varía muy poco. Pero a su vez, es un patógeno relativamente nuevo, acostumbrándose a vivir entre los seres humanos, y todavía no está especializado en multiplicarse e infectarnos.

Síntomas y evolución

Ambas viruelas, tiene clínicamente el mismo comienzo, aunque algo más leve en la viruela del mono, estos son:

🦠 Fiebre (el primer síntoma).
🦠 Dolor de cabeza.
🦠 Erupción: comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo.
🦠 Dolores musculares.
🦠 Dolor de espalda.
🦠 Escalofríos.
🦠 Agotamiento.
🦠 Ganglios linfáticos inflamados.

Tras varios días, la viruela del mono suele inflamar los ganglios linfáticos: cervicales, maxilares, axilares y en las ingles. Esto no ocurría con la viruela humana.

Paciente con viruela del mono en la República Democrática del Congo. Se observa en la cabeza y el cuello de una mujer inflamaciones cervicales (linfadenopatía o agrandamiento de los ganglios linfáticos).

La incubación de la viruela del mono suele ser de 7 a 14 días; pero atención, puede reducirse a 5 y elevarse a 21 días. En el caso de la viruela humana, la incubación puede durar entre 7 y 19 días, aunque la duración media era entre 10 y 14 días.

El periodo de invasión (0-5 días) presenta: fiebre, cefaleas, cansancio y linfadenopatías.

El periodo exantemático (1-3 días después del comienzo de la fiebre): las lesiones, en número variable, son inicialmente eritema, después pápulas, versículas y, finalmente, pústulas, que tienden a concentrarse en cara y extremidades, también en mucosas (oral y genital) y conjuntivas; típicamente, las lesiones tienden a evolucionar de forma uniforme, siendo, por tanto, de morfología similar.

Las lesiones son inicialmente eritema, después pápulas, versículas y, finalmente, pústulas.

Pronóstico

Es una enfermedad, por lo general, autolimitada (desaparece sola), con una duración total de 2-4 semanas. Los casos más graves ocurren, clásicamente, en niños y jóvenes (las personas de más de 40-50 años, que fueron vacunados contra la viruela, parecen conservar cierta protección contra la viruela del mono). Las complicaciones incluyen las sobreinfecciones bacterianas, neumonía, sepsis y encefalitis. La afectación ocular puede ocasionar daño corneal permanente y ceguera. 

Prevención

Evitar el contacto con los enfermos y los animales (salvajes y mascotas) que puedan portar el virus y con los objetos y materiales que hayan estado en contacto con estos (por ej. la ropa de cama en contacto con las lesiones de personas infectadas).

Aislamiento de los pacientes. Uso de equipos de protección personal para la atención a estos pacientes. Rastreo de contactos.

Higiene de manos con jabón o gel hidroalcohólico.

Tratamiento

La viruela en humanos fue erradicada gracias a una campaña agresiva de vacunación, que puso fin a miles de años de muertes causadas por este virus.

En tal sentido, dado que el virus de la viruela del mono está estrechamente relacionado con el que causa la viruela humana, la vacunación contra esta última ha mostrado también ser efectiva para las dos enfermedades y demostró una eficacia del 85% para prevenir la viruela del mono. El problema es que la vacuna no está accesible ya que se suspendió su producción tras la erradicación mundial de la viruela humana. Con todo, la vacunación antivariólica previa puede contribuir a que la evolución de la enfermedad sea más leve.

Es decir, es caso de las personas mayores de 55-60 años que fueron vacunadas contra la viruela antes de su erradicación en 1980 podrían tener una inmunidad considerable contra la viruela del mono.

Mientras se defina la estrategia para tratar esta enfermedad, los tratamientos disponibles son paliativos y para los síntomas, ya que no existe un tratamiento específico.

El tratamiento es sintomático y autolimitado.

Otros artículos

Últimos Articulos